viernes, 29 de enero de 2010

Un Pasquín y la Paaaaaatria* ~ Capítulo 50

Por: Sumercé • Especial para Un Pasquín

Un Pasquín llega a su edición 50 y Sumercé no sabe si reír o llorar. Podría dedicarse a gozar la edición pensando, y diciendo, que Vladdo es un verraco por haber mantenido vivita la persistencia necesaria para convocar a los colaboradores, diagramar, editar publicar y, finalmente, distribuir este periódico. Aplausos por semejante labor.

El problema es que Un Pasquín surge, hasta donde Sumercé tiene entendido, como respuesta a la ambición de un presidente que quería eternizarse en lo que han dado en llamar gobierno. Y ahí sí que estamos pior que antes. Mejor dicho si lo analizamos desde ese ángulo sólo nos queda llorar.

Porque si en aquella época el horror era pensar que el Presidente de la República (así dizque le dicen oficialmente al Patrón y a la Jinca) estaba buscando la fórmula para cambiarle un articulito a la recién estrenada Constitución Nacional, pa’ poder presentarse a reelecciones inmediatas y seguir, como dijo una senadora de la paaaaaatria refiriéndose a sus colegas, “atornillado en el poder”, lo de ahora es como pa’ rasgarse las vestiduras.

La nación, gracias al cambio del articulito y según determinó la Corte Suprema de Justicia, a las prebendas ofrecidas a los excongresistas Yidis Medina y Teodolindo Avendaño, dejó de ser, antes de la edición Cero de Un Pasquín un país decente, para pasar a convertirse en una paaaaaaatria extraviada en la corrupción y la mentira.

El caso es que mientras Vladdo sudaba tinta para sacar una nueva edición de Un Pasquín, en el país, contrario al más pesimista de los pronósticos, se implantaba la idea de que DOS PERIODOS PRESIDENCIALES SEGUIDOS eran muy poquito pa’lcanzar la felicidad a la que estamos predestinados los colombianos. Por consiguiente hizo carrera la necesidad de cambiar otro articulito pa que el presidente pueda repetir mandato.

Los argumentos que respaldan la propuesta parecen escritos por los guionistas de Cantinflas, si es que alguien se le midió a ser guionista de Cantiflas, porque en ellos se afirma los siguiente:

1. La Seguridá Democrática es un éxito rotundo.
2. La Faaaaar están derrotadas
3. El narcotráfico se erradicó

Y es precisamente por estas razones por las que es imprescindible cambiar el articulito pa’ que el presidente siga ejerciendo como tal. Se explica Sumercé, necesitamos un tercer período continuo del mismitico presidente para:

1. Implantar la Seguridá Democrática
2. Derrotar a la Faaaaar
3. Erradicar el Narcotráfico

Díganme si la cosa no parece escrita o por lo menos dicha por Cantinflas. En todo caso a estas alturas lo que está muy clarito, se los preciso a quienes siguen pidiendo que el presidente diga si quiere o no seguir en el poder (los más ingenuos), que sobre lo que no hay duda es:

1. Que el Presidente seguirá haciendo hasta lo imposible pa quedarse atornillado en el poder.
2. Que toodo lo que no nos gusta del estilito presidencial es justamente lo que tiene matados de felicidad a quienes lo elegirán.
3. Que la Seguridá Democrática será un éxito
4. Las Faaaaar serán derrotadas irremediablemente
5. En menos de lo que canta un gallo se habrá acabado el narcotráfico en Colombia
6. Que de tanto repetir y manosear la tal palabra “paaaatria” acabará convertida en una expresión obscena cuyo uso será prohibido en el territorio nacional.
7. Que de los secuestrados se hablará pero poquito.
8. Que las Zonas Francas serán la gran oportunidad pa los empresarios con visión.
9. Que en la Casa de Nari se recibirá a todo el que quiera entrar, uno por el sótano otros por la entrada principal, pero todos entrarán.
10. Y que nos pasaremos otros cuatro años preguntándole al señor presidente si quiere o no repetir por cuarta vez…

Pero como a todo hay que buscarle su lado amable, gracias a que la razón de ser de Un Pasquín se mantiene intacta, Vladdo seguirá sudando tinta pa’sacar adelante este único medio de expresión para quienes estamos en la O de oposición a la cantinflada que reina en la tal paaaaatria**.

---

* Excusas por el uso de este obsceno término, pero parece imprescindible.
** Excusas por el uso de este obsceno término