viernes, 2 de octubre de 2009

“Denunciar a los pacifistas
por falta de patriotismo”


Ya está disponible la nueva edición de Un Pasquín, en la cual se registra la curiosa coincidencia entre el lenguaje usado invariablemente por los señores de la guerra a través del tiempo.

La opinión pública ha visto cómo el presidente Álvaro Uribe rotula como colaboradores de la guerrilla a sus contradictores, a los periodistas, o a quienes defienden una salida negociada al conflicto. En Venezuela, Hugo Chávez hace lo propio, presentando a los políticos de la oposición como enemigos de la patria, por no estar de acuerdo con la revolución bolivariana. Y tanto uno como el otro esgrimen la inminencia de una guerra para justificar toda clase de arbitrariedades.

La técnica no es nueva: el Mariscal de Campo Hermann Goering hablaba de manera sospechosamente similar, según consta en el Diario de Núremberg, escrito por el capitán estadounidense Gustave Gilbert, quien siguió de cerca el juicio contra la cúpula nazi, al finalizar la Segunda Guerra Mundial.

Naturalmente, la gente común no quiere la guerra, pero el pueblo siempre puede ser sometido a la voluntad de sus líderes. Eso es fácil. Todo lo que tienes que hacer es decirles que están siendo atacados y denunciar a los pacifistas por falta de patriotismo y por exponer al país al peligro. Funciona de la misma manera en cualquier país, decía el criminal de guerra, poco antes de suicidarse en 1946.

Medio siglo después, irresponsables dirigentes de todas las tendencias ideológicas siguen aplicando la misma receta.

Más información en: www.unpasquin.com

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Este no es un comentario para que lo apruebe,

Soy diseñador industrial.
Estuve en Holanda terminando mis estudios de maestría, al regresar me di cuenta que lo que yo percibía que se filtraba através de las ventanas de los medios de comunicación era mas que real, era un plan una forma de opresión tangible.
Me encontré hoy su blog y sentí que aun hay colombianos que usamos la cabeza y que si es posible escapar de la rutina de ver la cosa política, embelezarnos con estilo RCN, leer SOHO y embrutecernos mientras pasa el TIEMPO siendo solo un ESPECTADOR.

Gracias por su blog. NO ESTAMOS SOLOS.

Juan dijo...

Regularmente reviso los especios de opinión como el suyo y como el blog de Zuleta, porque, como dicen en mi tierra: "de eso tan bueno - me refiero a Uribe - no dan tanto".

Aunque las sinverguenzadas de este Gobierno más las noticias machacadas de que "esto si es lo más escandalozo", "pero Uribe ya alineo esto" y "que la popularidad de Uribe", "que el Gobierno tiene la culpa, pero Uribe no" ya está agotando.

De todo corazón espero que se esté gestendo un inconformismo ciudadano, del cual no sepamos debido a la manipulación de las encuentas, estrategias políticas amañadas y desalentadores programas de opinión.