lunes, 7 de abril de 2008

Colombia y Venezuela: un solo pueblo, un solo país

Honorable Unidad Investigativa del Aquelarre (HUIDA) • Especial para Un Pasquín

Siguiendo el ejemplo de los arquitectos del Nuevo Orden Mundial, George W. Bush y Osama Ben Laden, y con el fin de evitar las nefastas consecuencias de un recalentamiento global, Colombia decidió iniciar un proceso de integración con la hermanastra República de Venezuela.
La idea empezó a andar en la pasada cumbre del Grupo de Río, en República Dominicana, cuando el mandatario venezolano, Hugo Chávez Frías, le extendió sorpresivamente a su homólogo Álvaro Uribe, una rama de olivo que el colombiano generosamente aceptó.

El proyecto para hacer de estas dos naciones un gran y superdesarrollado país está contenido en un documento secreto que empezó a ser estudiado por una comisión precoz-tituyente, presidida por Piedad Górdoba y Micolás Masduro. Por fobias razones, la identidad de los otros patriotas encargados del asunto ha sido mantenida en reserva. Los puntos clave tienen que ver con los aspectos para-político, para-económico, para-religioso, para-militar, para-humanitario, para-soberano y paralinfático.

A pesar del hermetismo de los dos gobiernos, gracias a un informante, la HUIDA (Honorable Unidad Investigativa del Aquelarre), tuvo acceso a documentos ultrasecretos hallados en el computador de alias ‘El Primo JOG’, de donde extractamos los siguientes apartes:

•El nuevo país se llamará República Bolivariana de la Gran Colombia. Será un Estado unitario, dividido en ‘detestados’, que a su vez estarán integrados por frentes.
•El poder ejecutivo será presidido en partes iguales, por los inamovibles El León de Apure y La Fiera del Ubérimo, elegidos a perpetuidá.
•El Parlamento se compondrá de dos cámaras (una de gas y la otra digital, que se pueda manejar con un dedito), y tendrá 200 miembros elegidos por veto popular. Podrá ser aspirante a congresista todo ciudadano que disfrute de cualquier tipo de indulto o perdón judicial; o en su defecto que posea algún paz y salvo expedido por Jorge 40, Salvatore Mancuso o Luis Carlos Restrepo.
•Los yacimientos petrolíferos del Golfo de Maracaibo serán explotados por los desmovilizados Gabino, Antonio García y Pablo Beltrán, nuevos cabecillas de la junta directiva de Venecopetrol.
•La nueva República tendrá cardenal civil, cargo que se rotará cada cinco años entre el ilustrísimo Belisario Betancur de Álvarez y de Navarro y el excelentísimo Rafael Caldera del Diablo.
•El Estado garantizará la libertad de cultos y de venezolanos.
•En el nuevo engranaje institucional del país las Fuerzas Armadas –o lo que quede– dejarán de ser una rueda suelta, para converirse en dos. El ministro de Defensa será religioso. (Qué pena, JM Santos, nos referimos al padre Alfonso Llano, S.J.) El Ejército ya no se dividirá en brigadas, sino en cuadrillas.
•A partir de los 18 años, se establece el servicio paramilitar obligatorio.
•En las escuelas de formación militar se incuirán las siguientes materias: Falsos Positivos I, II y III; Cátedra de Autodefensa Preventiva; Ablandamiento de Discos Duros; Cacería de Recompensas y Levantamiento de Cadáveres.
•El peso y el bolívar se fusionarán bajo el nombre de PESAR, emitido por el Banco Grancolombiano, que será gerenciado por Luis Carlos Zar–Miento.
•La nueva nación seguirá rigurosa y ortodoxamente las políticas trazadas por el Banco del Sur.
El nuevo Estado se declarará en Consejo Comunal permanente, que sesionará todos los fines de semana en campamentos de paso y en los estadios no vetados por la Confabulación Suramericana de Fútbol.
•El plato nacional será el cuy a la llanera con frisoles.
•Todo venezolano que sea sorprendido leyendo será automáticamente nombrado miembro de la Academia Grancolombiana de la Lengua en Salsa.
•La Casa Editorial El Tiempo y la cadena Capriles se fusionarán en el nuevo diario oficial El Planeta Universal, que será dirigido por Max Henríquez.
•El Instituto Grancolombiano para la Juventud y el Deporte estará a cargo de las ex estrellas de Factor X Plinio Apuleyo Mendoza y Teodoro Petkoff.
•Se adopta el inglés como segunda lengua, y para su enseñanza se nacionalizará el British Council, que será dirigido por Ferdinand Araujo.
•Los deportes nacionales serán el tejo a caballo, la persecución en caliente y el canto del Himno Nacional.
•Todo colombiano que diga la verdad recibirá una jugosa recompensa.
•La televisión tendrá una sola cadena perpetua que inaugurará sus emisiones con el nuevo programa de variedades ¡Quiubo, pues, presidente...!

2 comentarios:

Camilia Castro dijo...

Excelente! lo felicito! Usted tiene la capacidad de burlarse de nuestras tragedias que es formidable!

rigonfra dijo...

Me parece que lo que dice el señor en chiste podría ser un proyecto serio. Pienso sólo en las ventajas de ser ricos en lugar de pobres (petroleo), con intervención de Chavez se llegaría rápidamente al fin de la guerra civil de 40 años, nuestros profesionales desempleados tendrían una gran movilidad hacia las empresas creadas por capital venezolano y empresariado colombiano. Qué tal?