lunes, 10 de marzo de 2008

El autogol contra Chávez

Para nadie es un secreto que el presidente venezolano es dueño de una personalidad polémica, amante del protagonismo y carente de buenos modales, pese a lo cual el gobierno colombiano lo invitó a participar como intermediario para un posible intercambio humanitario con las FARC.

Como se sabe, el presidente Uribe optó por prescindir abruptamente de la colaboración del venezolano en noviembre de 2007, pese a lo cual Chávez se no sólo se negó a marginarse del proceso sino que además se autopostuló como mediador ad honorem en el intercambio humanitario y en impulsor de oficio de un hipotético proceso de paz entre el gobierno de Colombia y las FARC. No contento con eso, Chávez ha lanzado una andanada de improperios contra el presidente de Colombia, la cual ha arreciado tras la muerte de Raúl Reyes.

Inicialmente, en vez de enzarzarse en una guerra de epítetos con su colega bolivariano, Uribe había preferido mantener un prudente silencio. Pero, justo cuando gran parte del país aplaudía la compostura con la que estaba ignorando los insultos de que era objeto, el mandatario colombiano anunció de buenas a primeras que iba demandar ante la Corte Penal Internacional al presidente de Venezuela por “patrocinio y financiación de genocidas”, en un proceso que no tiene pies ni cabeza y que ha generado una aguda polémica.

Indudablemente, para Uribe es mucho mejor dejar a Chávez peleando solo –como acertadamente lo había hecho hasta ahora–, en vez de dejarse arrastrar por sus salidas de tono.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario