viernes, 26 de octubre de 2007

¿Seguridad demoqué...?


[EDITORIAL] Más de veinte candidatos a corporaciones públicas y a cargos de elección popular asesinados son un saldo vergozoso para cualquier democracia; la gran tronera en la política de seguridad democrática es evidente.
La pepa de la democracia son las elecciones y si las medidas de seguridad del Estado no sirven para garantizar unas elecciones seguras, entonces, ¿de qué estamos hablando? No basta con que el gobierno salga a señalar a las FARC, pues todos sabemos que son asesinos sin escrúpulos. También hay que reconocer el papel de algunos grupos paramilitares en dichos crímenes. Pero, más allá de eso, lo que toca es evitar que tanto unos como otros actúen contra los candidatos o contra los electores.
Este baño de sangre no debería darse bajo un gobierno que se jacta de haber recuperado la presencia del Estado en todo el país: o no existe la tal presencia institucional que reclama el gobierno, o algunos agentes del Estado –por acción o por omisión– tienen ahí alguna cuota de responsabilidad.

***
Capítulo aparte merece la danza de los millones de pesos en las campañas, empezando por las de los candidatos a ediles. ¿Cómo será eso de ahí para arriba? La respuesta llegará con las cuentas de cobro.

2 comentarios:

trejos-comics dijo...

SALUDOS!... SR.VLADO...Y CIA. POR AQUI CUROSEANDO...

Minoria desinformada dijo...

Álvaro Uribe no se conforma con un nuevo articulito: ya tiene lista una nueva Constitución. Si quieren saber más, visiten http://reeligion.blogspot.com