lunes, 20 de agosto de 2007

Un añito regular

El primer año del segundo período del presidente Álvaro Uribe ha resultado más complicado de lo que seguramente él mismo esperaba, y no propiamente por el consabido desgaste natural que sufre un mandatario tras un lustro en el poder. Las cada vez más frecuentes denuncias de este último año poco a poco han salpicado su imagen y la de sus socios políticos y le han reducido el margen de maniobra –especialmente fuera del país– a este mandatario poco transigente con la crítica, que pese a todo goza de un alto grado de favorabilidad en las encuestas. Dos periodistas extranjeros, conocedores de la realidad colombiana, opinan sobre el quinto año de la era Uribe.

No hay comentarios.: