jueves, 5 de julio de 2007

[Editorial] Adopción simbólica




Es innegable que el conflicto que vive Colombia no tendría la misma importancia en el plano internacional si no fuera por los extranjeros que están en poder de las Farc.

Para corroborar esta afirmación basta repasar los reportes periodísticos anteriores al año 2002, antes de que la entonces candidata Íngrid Betancourt cayera en las manos criminales de la guerrilla. Desde ahí la atención que tanto personajes políticos como periodistas foráneos –sobre todo europeos– le han dispensado al caso colombiano ha crecido significativamente. Y no sin razón. Adicionalmente, el secuestro en 2003 de los tres contratistas norteamericanos ha puesto a las Farc en la escena noticiosa de Estados Unidos y hace parte de la agenda diplomática bilateral.

Así las cosas, sería muy interesante el papel que podrían jugar otros países si decidieran nacionalizar [simbólicamente, desde luego] a quienes siguen secuestrados por las Farc, para que la suerte de los rehenes deje de ser una cuestión marginal de Colombia. Con 20 o 30 países de por medio, el manejo de esta crisis humanitaria tomaría otra dinámica que podría poner fin a esta incertidumbre.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

No quiero ningún crédito por esta idea; me basta con que funcione para bien. Después de la “séptima papeleta” y el “mandato por la paz”, ¿por qué no intentar esto en las próximas elecciones?:

“MANDATO POR EL INTERCAMBIO HUMANITARIO

Yo, como constituyente primario, autorizo al gobierno nacional para que despeje militarmente por un período no superior a sesenta (60) días, dos municipios del territorio nacional, con el fin único y exclusivo de facilitar la liberación de TODOS los secuestrados que se encuentren en poder de la guerrilla. Una vez devueltos los secuestrados, se recuperará el control del estado colombiano sobre dichos municipios.”

Este texto, por supuesto que puede ser cambiado a algo que funcione mejor; de todos modos pienso que al menos Uribe puede conservar intacto su orgullo con esto. De otro lado, pienso que a la guerrilla no le importa mucho este tipo de demostraciones, pero sin duda este voto en las próximas elecciones podría ser una salida a este atolladero.

Anónimo dijo...

Excelente, es una propuesta bien innovadora... propongo que los gringos nos nacionalicen a todos y a ver como luchan por nuesta liberación de manos de las "AUV"